Jueves, Abril 22, 2021
DONDE SE VE, LO QUE EL MUNDO ESCUCHA

A Franklin Carrillo, ex vicepresidente comercial del aeropuerto panameño, se le identifica como beneficiario final de $50 mil de la empresa Mohanani Group, S.A.

La empresa Mohinani Group, S.A., cuyo presidente y representante legal es Rajesh Mohinani, durante la administración de Juan Carlos Varela (2014-2019) habría triangulado cheques para beneficiar a un alto funcionario del área comercial del Aeropuerto Internacional de Tocumen, un departamento que se encargaba de las licitaciones y contrataciones de las tiendas duty free.

La información se desprende de una auditoría realizada por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Imelcf) al grupo económico, que fue entregada al Ministerio Público el 24 de marzo de 2021, y en la que se concluye que hubo pagos que no tenían relación con la empresa.

“Se encontraron cinco cheques girados a nombre de Carlos Acuña, Daniel Cortés y Aura Meza por $50 mil, pero que en su descripción tenía como beneficiario final al señor Franklin Carrillo, ex vicepresidente comercial del Aeropuerto Internacional de Tocumen”, cita el informe pericial en su página 36.

Los pagos –según el documento al que ha tenido acceso La Estrella de Panamá– para un servicio debían hacerse a nombre de una institución y no a una persona natural o a un funcionario en particular, como se hizo en este caso.

La diligencia, que es parte de una investigación que se adelanta contra Rajesh Mohinani por falsedad de documentos públicos, buscaba determinar el manejo de los fondos del grupo empresarial.

“Vengo a manifestar que han aparecido pruebas que acreditan lo que denuncié inicialmente, que mi exesposo otorgaba dinero en concepto de coimas en el Aeropuerto Internacional de Tocumen”, confesó Rina Laxman Aswani, en la ampliación de su declaración el 29 de enero de 2019.

Durante la entrevista, la empresaria describió un listado de cheques emitidos por el grupo empresarial supuestamente para beneficiar al ex vicepresidente comercial del aeropuerto. Acuña y Cortés, quienes se desempeñan como conductores del grupo empresarial, recibieron cheques que en conjunto sumaban $40 mil y todos con la descripción “Sr. Rajesh-Tocumen Carrillo”.

Mientras que Meza, que es secretaria de la empresa y ayuda en recursos humanos y finanzas, recibió uno de $10 mil. “Verificando el resto de los cheques me puedo percatar que utilizan estas personas para sacar dinero en efectivo”, concluyó Laxman Aswani, quien le está disputando a su exesposo el 50% de las acciones de la empresa Mohinani Group, que representa la marca Pandora y las tiendas Tomás Sabo, Hearts On Fire y MG Joyeros, que facturan más de $15 millones anuales.

“Mi esposo me confesó de grandes sumas de dinero que le daba al señor Franklin Carrillo, 5,000 dólares mensuales por cada tienda durante el contrato de 10 años que ofrecía Tocumen”, declaró Aswani en una denuncia penal.

Franklin Carrillo fue consultado por 'La Decana', ante los señalamientos surgidos en el informe del Imelcf, quien negó estas vinculaciones al asegurar que “lo único que tendría que decir es que no he recibido un centavo de esta familia”.

Agregó que no tiene “ni idea” del porqué aparece como beneficiario final de los cheques, que según el informe del Imelcf le fueron emitidos a los choferes y la secretaria de la empresa Mohinani Group, S.A, cuyos salarios están en unos $1,000.

A juicio de Carrillo, la única vinculación que tenía con el empresario era de carácter profesional. “El señor Mohinani era la persona que asistía a las licitaciones públicas que se realizaban en el aeropuerto. Es un concesionario del aeropuerto y yo era el gerente comercial, por lo cual me tocaba atenderlo a él al igual que a todos los concesionarios del aeropuerto”, concluyó.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen adjudica por concesión los locales que funcionan en sus instalaciones, a través de licitaciones públicas y excepcionalmente por contratación directa. Mohinani Group, S.A. mantiene negocios en el aeropuerto para la venta de joyería de alta gama.

Laxman Aswani es querellante del proceso contra su exesposo, a quien acusa de haberle arrebatado las acciones en una reunión extraordinaria, después de la separación de ambos en 2018 por violencia doméstica.

Todo empezó el 2 de septiembre de 2018, cuando Rina Aswani presentó una denuncia contra su esposo por hechos de violencia doméstica que la dejaron con una incapacidad de 10 días emitida por médicos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Lo que aparentaba un conflicto solo de violencia doméstica, se extendió al plano empresarial, cuando Rina Aswani descubre que el 18 de septiembre de 2018, Rajesh Mohinani la removió de Mohinani Group, quedando con el control total de la empresa. Tras las denuncias de Rina Aswani, el 31 de octubre de 2019, la fiscalía imputó cargos a Rajesh Mohinani por el delito de violencia doméstica.

El 2 de diciembre de 2020 la justicia panameña disolvió el vínculo matrimonial entre los empresarios Mohinani y Aswani, argumentando trato cruel, físico o psíquico por parte del esposo.

'La Decana' intentó, sin éxito, contactar a la administración de la empresa para conocer su versión sobre el tema.

Contáctenos

Espinar
Panamá, Ciudad de Colón

Abierto de Lunes a Viernes 8:00 A.M - 4:00 P.M
Teléfono: +507 470-0944

NUESTRO APP

Envianos tu denuncia

Examinar archivos
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB
    captcha