Martes, Enero 26, 2021
DONDE SE VE, LO QUE EL MUNDO ESCUCHA

Teherán ha informado a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) de sus planes para aumentar al 20% el grado de enriquecimiento de uranio en sus instalaciones. No ha previsto una fecha concreta para ejecutar esta medida, aprobada el mes pasado por el Parlamento y a la que el Gobierno, partidario de rebajar la tensión, se opuso, pero dijo que acataría. El jefe de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI) Ali Akbar Salehi, ha dicho que se hará "tan pronto como sea posible".

"Somos como soldados con nuestros dedos en el gatillo", añadió Salehi este viernes, durante una entrevista con la cadena nacional iraní. "El oficial debería darnos la orden de disparar. Estamos listos y produciremos [uranio enriquecido al 20%] tan pronto como sea posible", aseguró, usando un símil muy ilustrativo de cómo han sido las últimas horas en el país -debido al desfalco del calendario persa se adelantó un día del gregoriano-, que ha conmemorado el asesinato del general Qasem Soleimani.

Pese a que las alertas estaban encendidas en los últimos días, que EEUU había desplazado al Golfo Pérsico el portaaviones USS Nimitz y un submarino nuclear, y ordenado a dos bombardeos B52 sobrevolar la zona, los temores a una erupción no se han cumplido a fecha de sábado. Tanto Washington como Teherán habían afirmado no querer un choque, pero aun así tener 'el dedo en el gatillo' por razones disuasorias. Una razón es la impredecibilidad de actores involucrados, como las milicias chiítas iraquíes, rearmadas por los iraníes, o el mismo presidente saliente Donald Trump.

Ahora, es Irán quien da un paso ampliamente visto como un gesto para presionar a la administración entrante para poner en lo alto de su lista de prioridades el levantamiento de las sanciones. La medida está incluida en un paquete llamado Acción Estratégica para el Levantamiento de Sanciones, que vio su luz verde a principios del pasado diciembre gracias a una mayoría de diputados de la línea dura, y que ordena almacenar al menos 120 Kg de uranio enriquecido al 20% "con fines pacíficos", siempre y cuando las sanciones sigan sin levantarse.

Irán comenzó a renunciar a sus compromisos nucleares en 2019, amparándose en una cláusula del acuerdo nuclear de 2015, un año después de que los EEUU se retirasen unilateralmente y aprobasen un agresivo esquema de sanciones, que han golpeado duramente a los iraníes. Aunque Irán se ha mostrado dispuesta a dar marcha atrás si las sanciones se levantaban, el asesinato del general Qasem Soleimani, a manos de EEUU, y el reciente asesinato del científico nuclear Mohsen Fajrizade, de cuya autoría se culpa a Israel, han servido para lo contrario.

Contáctenos

Espinar
Panamá, Ciudad de Colón

Abierto de Lunes a Viernes 8:00 A.M - 4:00 P.M
Teléfono: +507 470-0944

NUESTRO APP

Envianos tu denuncia

Examinar archivos
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB
    captcha