Sábado, Septiembre 18, 2021
DONDE SE VE, LO QUE EL MUNDO ESCUCHA

"En mi adolescencia tuvo episodios de autoeliminación", confesó.

Mara Gómez se convirtió en diciembre de 2020 en la primera futbolista transgénero en jugar en el campeonato de primera división del fútbol de mujeres de Argentina. Ella asegura, en una extensa nota que concedió a Espn, que el fútbol le salvó la vida.

"El fútbol para mí como lo dije, y lo digo siempre, fue y es mi terapia, es mi contención emocional, es un estilo de vida para mí y ser limitada a eso que en un momento me salvó la vida y cuando digo ‘me salvó la vida’, es porque en mi adolescencia tuvo episodios de autoeliminación y fue el fútbol lo que me ayudó a salir de esos pensamientos de suicidio", manifestó la futbolista.

"El fútbol sigue siendo eso que me sostiene emocionalmente, más allá de lo competitivo, es una contención para mí, es un estilo de vida y hoy por hoy, un trabajo. Yo siempre relaciono al fútbol como si fuese una anestesia al dolor, porque fue lo que ha sido", agregó Gómez, quien además dijo cómo tuvo que pasar de ser el nene de mamá a la "nena".

"En la niñez, cada vez que yo jugaba, o cada vez que imitaba ser a alguien, siempre estaba relacionado con el rol femenino. Siempre hacía de mamá, de hermana, de hija, de tía, de todo lo que esté relacionado con el género femenino, o con las conductas femeninas... (con el tiempo) empecé a darme cuenta de que quería ser Mara Gómez, que quería ser mujer, que me sentía mujer", relató.

¿Cómo hacía para empezar a abrirme con esto que me estaba pasando, que estaba viviendo? El cambio de mi autopercepción, el cambio de mi imagen también. De pasar de ser el típico nene de mamá a la típica nena de mamá", añadió Mara, quien afortunadamente para ella encontró refugio en su familia.

"Mi familia me apoyó en todo este proceso, fue todo un proceso de agarrar fuerza de donde no había a veces, porque no encontraba la contención, porque no podía entender porque ir a la escuela y recibir tanta discriminación, que no pudiera entrar al baño de mujeres porque las directoras me lo impedían, ir al médico y que no respetaran mi identidad", expresó.

Pese a que considera haber dado un gran paso, Gómez considera que el sistema sigue siendo discriminatorio.

 

"Aunque puedo jugar, sigue siendo discriminatorio y excluyente, porque si yo no cumplo algunos parámetros quedo fuera de la competencia hasta la próxima evaluación de hormonas. Creo que esto no es algo que se le pida a ninguna futbolista ni a ningún futbolista, excepto el doping que se hace con los jugadores profesionales, pero a mí me hacen este tipo de testeo por ser una jugadora trans", señaló.

No pensó ser activista

Por otro lado, la jugadora apuntó que nunca pensó que ella sería "activista" de esta causa.

"Jamás pensé que tampoco iba a ser activista. Simplemente se dio, y fue cuando las personas también me agradecían que haya puesto el cuerpo, que haya puesto la voz, que haya tenido tanta fuerza. Gente que, padres y madres que me han escrito para agradecerme por el cambio de perspectiva que he hecho en sus vidas, porque tienen hijos, porque tienen hijas, porque empiezan a comprender desde un sentido más afectivo y empático", comentó.

Contáctenos

Espinar
Panamá, Ciudad de Colón

Abierto de Lunes a Viernes 8:00 A.M - 4:00 P.M
Teléfono: +507 470-0944

NUESTRO APP

Envianos tu denuncia

Examinar archivos
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB
    captcha