Preocupado por competencia en caso Martinelli.

Díaz manifestó que si este tema no se resuelve, varios magistrados –probablemente cuatro– van a seguir manteniendo la duda sobre si la Corte Suprema es competente o no para juzgar a Martinelli. El tema de la competencia de la Corte Suprema de Justicia para juzgar a Ricardo Martinelli, tras su renuncia hace dos meses como diputado del Parlacen, ahora es motivo de preocupación del magistrado fiscal Harry Díaz.

En la audiencia, Martinelli –quien llegó con una gorra promoviendo su candidatura a diputado por el 8-8– pidió al magistrado de garantías Jerónimo Mejía que le brindara la oportunidad de hacerle unas peticiones, pero este se opuso y sugirió que fuera la defensa la que hablara por el exmandatario, quien tenía un escrito de tres hojas. El abogado Sidney Sittón procedió a leer el escrito de Martinelli en la que advertía nuevamente que no sabe por qué aún este tribunal lo sigue juzgando si ya no es diputado y, por ende, no tiene competencia en su investigación, e hizo énfasis en la decisión que se tomó cuando el expresidente Martín Torrijos renunció al Parlacen y la Corte no siguió juzgándolo, así como sucedió también con el exmagistrado Víctor Benavides.

La nota también hizo referencia a la solicitud de la atención médica que se le ha negado, por lo que pide que le sea tomada en cuenta y que unos médicos forenses lo revisen, tal cual lo hicieron en un inicio. Mejía solo se limitó a decir que en la competencia no opinaría, mientras que en el tema de salud está estudiando para dar una decisión. En tanto, el fiscal Harry Díaz pidió que se resolviera de fondo el tema de la competencia y dijo: "sería gravísimo al momento del juicio oral y tener que escuchar que magistrados -asumo con justa razón si no se toca el tema de la competencia- dirán lo mismo que dijeron el día de la fianza", cuando advirtieron que era necesario definir si la Corte es competente para juzgar a un exdiputado.

Harry reconoció que “hay una ventaja procesal para la defensa por encima de la fiscalía, ya que el fallo de fondo implica que se requieren seis votos de magistrados para una condena, mientras que la defensa solo tendría que convencer a cuatro magistrados para quedar libre.

"Hay una advertencia de inconstitucionalidad dando vuelta y consideramos que es importante que, para efectos matemáticos y de proceso, sea un proceso de fondo para que al final el pleno de la Corte -por tecnicismo- no falle", puntualizó Díaz. La audiencia intermedia que se le sigue a Martinelli se reanudó ayer con las objeciones de la fiscalía y del acusador autónomo a las más de 200 pruebas que presentó la defensa del exmandatario.

En total, la fiscalía, que parecía estar un poco confundida o no preparada porque fue corregida en varias ocasiones por el juez, objetó seis de las 28 pruebas testimoniales, 56 de las 87 pruebas documentales y dos de las tres pruebas periciales.  A su llegada a la sala de audiencia, Ricardo Martinelli lucía una gorra que tenía las letras de su nombre y que al entrar a la sala fue motivo de discusión por incomodidad del magistrado Harry Díaz. Díaz resaltó que por ser una sala penal, no se debería tener esa gorra porque se está en veda electoral, y que eso generaría una queja por parte del Tribunal Electoral.

Descarga nuestras aplicaciones App

Contáctenos

Teléfonos: +507 4700089 / 0289

Dirección: Colón, Residencial Espinal

Correo: info@portobelostereo.net

Web: www.portobelostereo.net

       

VISÍTENOS TIENDA VIRTUAL