"Apps fantasma": Adolescentes esconden sus fotos sexuales

 

La magnitud del escándalo de "sexting" descubierto hace unas semanas en la Escuela Secundaria de Canon City, en Colorado (oeste de EE.UU.), fue una sorpresa para los profesores y padres del centro educativo.

Al menos 100 alumnos, algunos de tan sólo 12 años de edad, habían estado intercambiando a través de sus teléfonos celulares centenares de fotografías en las que aparecían desnudos.

Estas imágenes íntimas, que los menores se tomaban a sí mismos y enviaban a sus compañeros, las guardaban en las llamadas "aplicaciones fantasma", lo que hizo que los adultos tardaran meses en darse cuenta de lo que estaba ocurriendo.

Las "apps fantasma" tienen la apariencia de aplicaciones normales como una calculadora o un administrador de música.

Al ingresar una contraseña, se accede a unas carpetas secretas en las que se pueden almacenar fotografías y videos a los que sólo puede acceder el usuario.

Según los expertos, estas apps, conocidas también como "aplicaciones bóveda", han ganado popularidad en los últimos años entre los adolescentes, que las usan para que su padres no accedan a ciertos contenidos, como imágenes de tipo sexual.

 

VISÍTENOS TIENDA VIRTUAL